La gestión del Anexo 31 es producto de actividades  combinadas de la Autoridad y las empresas Certificada en materia de IVA & IEPS.

El  crédito fiscal correspondiente al “valor comercial pendiente de retorno” es generado por el Sistema de Control de Cuentas Créditos y Garantías (SCCCyG),   procesado en la plataforma del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y que es, fundamentalmente, un control de inventario que registra “cargos”(entradas) reconocidos por la autoridad, “siempre que el sistema de aduanas detecta una operación de comercio exterior que cumple con los criterios de régimen de operación e identificadores) y  “abonos” (salidas) reportados por la empresa certificada “CIVA”  “derivados de los informes de retorno” en sus diferentes claves del “destino aduanero”.

De esta forma, el “cargo” y el “abono” gestionados bajo el método de primeras entradas primeras salidas “PEPS” conforman la ecuación para acumular el valor de las mercancías importadas y disminuir el valor comercial de las mercancías retornadas. En principio, este proceso suena simple pero la realidad nos muestra que es bastante mas  complejo ya que el control de la “cuenta T” es resultado de una combinación del Régimen de Operación (IMMEX, RFE, DF, DFIA), la CLAVE DE DOCUMENTO y la FRACCION ARANCELARIA. Veamos dos ejemplos:

Ejemplo 1: Importación declarada como materiales por una empresa  IMMEX y CIVA. El sistema operado por el SAT generaría un cargo al inventario con identificador N (materiales no activo fijo) clave de documento “IN”. Si la importación hubiera sido de un equipo que no se planea retornar dentro de los plazos de permanencia permitidos para la materia prima, esta claro que no se generaría un retorno en el SCCCyG ya que “el material” no estaría ligado a una estructura de componente o ensamble reportado por la “CIVA” en el informe de retorno “TXT”.

Ejemplo 2: “Importación declarada como activo fijo por una empresa IMMEX y CIVA “, El sistema genera un cargo con identificador “S” (activo fijo), Si resultara que la importación fuera de motores que forman parte de una estructura de ensamble declarada en los retornos del “SCCCyG”, se generaría un inventario negativo.

El origen de las diferencias entre el inventario registrado en el SCCCyG y la realidad que generan créditos fiscales erroneos y, por lo consecuente, contingencias económicas importantes para la empresa, pueden ser diversas. Listamos a continuación algunas de las causas  mas comunes:

1 REPORTE DE EXTRACCION DE MERCANCIAS INCORRECTO: Cuando se utilizan en el proceso partes y componentes o subensambles importados en definitivo (forma de pago “cero”) pero se reportan a a la autoridad como extraídos del almacén virtual de mercancías por nacionalizar (importadas con forma de pago 21 o 22).

2 FRACCION ARANCELARIA REGISTRADA INCORRECTAMENTE: Al dar de alta en el sistema de control de inventarios Anexo 24 se encuentra en el catálogo del sistema una fracción diferente a aquella con la que se importó el material y no se hace la corrección

3 REPORTE DE SALIDAS CONFORME A LA ESTRUCTURA Y NO AL MATERIAL EFECTIVAMENTE EXTRAIDO. Es posible que en la fabricación de un producto exportado se haya utilizado material diferente al especificado en la lista de materiales básica pero al registrar la salida se utilice esta lista de materiales para el descargo cuando en la realidad no existía el componente en el inventario y se crea un negativo.

4 ERROR EN IDENTIFICADORES DE ACTIVO FIJO “S” o NO ACTIVO FIJO: cuando se importan “mercancías distintas a activo fijo” con pedimentos que señalan Maquinaria y Equipo mediante un documento con clave “AF” (para el caso de las IMMEX), esta situación propicia que el “SCCCyG” no considere el valor de retorno declarado en el informe por haberse señalado con “identificador de activo” incorrecto.

5 PEDIMENTOS RECTIFICADOS: Que el valor del material de consumo haya sido afectado por algún pedimento de rectificación en la importación, que decremente o incremente el valor de la mercancía y esta afectación no haya sido registrada en el anexo 24.

De los ejemplos anteriores y muchas situaciones más que se presentan en la operación normal de la empresa, es fácil comprender la necesidad de contar con una herramienta que permita el encontrar y dar trazabilidad a estos casos de una manera expedita.

Solución A31 te facilita el análisis y corrección de inconsistencias en tu crédito fiscal y corregir los sobredescargos de una manera fácil y sencilla, evitando multas y otras penalidades por errores en la gestión del Anexo 31. Te invitamos a conocerlo

Contáctanos, con gusto te atendemos.

Staff eConnect

[email protected]

#SolucionA31 #Anexo31 #sobredescargo